Puerta de Gea

.

Lo que no es amor…

Entrar EN EL SILENCIO
… es miedo.

.

Les bipolarités complémentaires

yang

yin

masculin

féminin

chaud

froid

été

hiver

matin

soir

salé

sucré

structure

substance

forme

fond

corps

esprit

matière

information

matérialisme

spiritualité

tactique

stratégie

cerveau gauche
(rationnel)

cerveau droit
(intuitif)

action

contemplation

extérieur

intérieur

extraversion

introversion

expiration

inspiration

!

?

Maître

Ange

Arbre de Connaissance

Arbre de Vie

.

Les bipolarités antagonistes

négatif

positif

peur

amour

densité

légèreté

tension

détente

dureté

douceur

rigidité

souplesse

forcer

laisser-aller

égo

s’abandonner

vouloir

non-vouloir

fermeture

ouverture

inhibition

expression

contrôle

spontanéité

cynisme

idéalisme

cocaïne

cannabis

adrénaline

endorphines

éloignement

rapprochement

répulsion

attraction

séparation

réunion

division

unité

divergence

convergence

chaos

synchronisation

compétition

synergie

lutte

coopération

sécurité

liberté

avoir

être

quantitatif

qualitatif

carré

cercle

ville

nature

entropie

néguentropie

mort

vie

destruction

création

ombre

lumière

.

.

En la cumbre, el ojo es la metaconciencia, quién existía antes y existirá después del Universo. Al medio, las ondas, los campos, las matrices informativas, los “attracteurs” de probabilidades que se basan en el mundo material. Abajo, la proyección holográfica que llamamos “materia” o “realidad”

.

.

cODED LANGUAGe lENGUAJE CODIFICADo

.

..

https://eartesania.wordpress.com/category/carta-abierta-2/
https://eartesania.wordpress.com/category/carta-abierta-2/

Ojo de Horus
Puerta de Gaia

.

2 comentarios en “Puerta de Gea”

  1. Si salimos del paradigma en que “la simulación” que generaría la singularidad (entendida aquí como “el abrazo del homo sapiens al cyborg”), digamos: monosimulación, es única y validamos una, digamos: multisimulación; e, incluso, acogemos hipótesis donde la multiplicidad de la simulación escapa en extremos recursivos y por ende infinitos, entonces:

    Sequitur, una reflexión que empieza: «imaginar el año es imaginar a un cierto dios bicéfalo y bisexual o, mejor: andrógino, llamado Abraxas (entre otros nombres). Una secuencia de trescientas sesenta y cinco casillas que son un giro del planeta alrededor del sol.» Esta información es eso, un dato. No se trata de esoterismo aunque sí del exótero de un cierto paradigma urbano muy poco simbiótico ya con los ecosistemas naturales. Quien todavía sedimentario vive en él: siga, por favor, leyendo.

    Correcto: «igual que un año puede verse como cuatro partes de largo un trimestre, o dos partes de un semestre, o doce de un mes… Abraxas puede verse: como uno (átomo; dios; bit; Único Sabor; blanco cromático; &c.); como dos (esperma/óvulo; Thanatos/Eros; Shiva/Shakti; lingam/yoni; Atman/Brahma; &c.); como tres (madre/hija/espírita santa; shiva/vishnú/Brahma; padre/madre/hijo/a; &c.); o como el resto de las cosas (la redes crísticas, virtuales, sociales, políticas, económicas, humanas, los enclaves, los biotopos y los topos, los cúmulos y los hipercúmulos; idem hacia dentro: las constelaciones familiares, las memorias individuales y colectivas, los arquetipos de carácter entocéntrico y los de carácter metropolitano y cultural, los inconscientes emergidos y los subterráneos y los sutiles, &c.)

    Según la arquitectura indicada, siempre es lo mismo: un Abraxas por cada vuelta de la Tierra al Sol. Pulso, ida y vuelta, de un péndulo colgando en el interior de un reloj sito, podría decirse, en la plaza de la vila de la Aldea Global, una plaza que tiene en el centro al Sol, y como edificio principal la estrella de Sirio. Al fondo, a lo lejos, una gran avenida se abre y se extiende hasta Aldebarán…

    Ahí dentro, sucede cosas, verbigracia:

    • Un mozo simula una sarta de tretas hacia una sorpresa final, coqueteando con una moza, donde le pedirá simular junto a él por el resto de sus vidas: en la utopía y en la distopía, más allá del mal y allende el bien, etc.
    • Un estudiante simula concentración y dedicación a su exámen, exaltando solis ipse, aparentando escribir a todo máquina, cuando el examinador le revisa con la mirada tras haberse alertado en la suposición que tal estudiante pipaba al pupitre adyacente.
    • Un (insertar sujeto) simula (insertar resto del predicado)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s