0.124 Dios nos cría y somos legión

Venía de aquí…

.

29 de septiembre

 en la Sala Caracol (Madrid)

.

Mañana es fin de año. Si las cuentas no me fallan, acaba el año 123 del otro calendario, el calendario del anticristo contra el vicio. El del 30 de septiembre de 1888.

Hoy, esta noche, en la Sala Caracol: abróchense sus cinturones, como reza la vieja canción ¡keep on rocking in the free world! El Fénix de Radio 3 con Jose Manuel Sánchez, en su cuarta temporada, alza el vuelo de nuevo ¡renaciendo de sus cenizas! No lo olvides, a partir de ahora todos los sábados a las 22:00 cita con el metal en: EL VUELO DEL FÉNIX.

¡Fuerza y honor!

.

p.d.: ¿Pasa el tiempo en balde? ¿recuerdan el retrato de Dorian Gray? ¿Cómo tenéis los rostros? Esperando al porvenir, y el porvenir nunca llega. Échate unos tanguitos Estrella que a tu padre le estoy oyendo cantar desde el infierno… ¡qué barrigón!

.

El retrato de Dorian Gray es una novelita de Oscar Wilde.

.

30 de septiembre

desde unas colinas (Iberia)
.

Vengo por la vereda con la mochila a cuestas y la guitarra en ristre, tarareando canciones hippies. Soy un aprendiz de aedo. Por un lado aprendo canciones que narran las gestas de mis héroes y por el otro las recito con su cadencia y su compás.

Hoy te escribo explicándote cómo hago el descenso de la montaña. Como Zaratustra. Estuve cinco días con mis miasmas y mis animales de poder en las altas cumbres y hoy ha sido el día de retorno. Ecce homo.

Arribo a la finca y suena el teléfono. «¡Ya ha parido…! vaya, está pariendo. Van cuatro…» No le doy tiempo a más, «¡Bajo!» y le cuelgo.

Cuando entro en su casa le veo arrodillado junto a ella. Y… allí están sus cuatro cachorritos. Nos saludamos y me narra los preliminares al parto, alabando siempre el instinto de ella. Quizás pensó que él tendría un papel más decisivo en el evento, que ella, madre de padres desconocidos, necesitaría de su intervención en la figura de hombre. A lo mejor se sentía un poquito ahogado en un vaso de agua… y la sensación de alivio a medida que ella solita lidia con la situación le regala unas endorfinas muy jugosas…

«¡Mira!» exclama. Se anuncia un quinto cachorro. Y los dos miramos. ¡Qué manjar de placenta y fluidos! Ella lame, lame, lame. Late.

«Los cachorros se pasan un rato merodeando la bulba antes de alejarse definitivamente…» le digo muy impresionado… «Bueno, ¿y tú qué tal por allí arriba?» me pregunta mientras nos relajamos y abrimos dos cervezas negras… «¿Sabes?» le recuerdo «¡esta noche es Nochevieja!».

Y, sentados en la esquina de la mesa, junto a la caseta de la perra, platicamos de lo humano, lo divino, pero también, acompañando el parto, de lo animal.

«¿Sabes?» cojo aire,  en esta velada de tránsito, de celebración, despidiéndome y saludándome simultáneamente, porque un yo que fue el año pasado se desvanece y un yo que va a ser este año nuevo aparece acrisolándose en potencia y un tercer yo que velando discurre entre ellos se abraza y agradece con aquél y se abraza y da la bienvenida con éste… «Humano es homo, divino teo y animal pan. Claro está que a estas alturas, y, decíamos ayer…, lo psico o inteligente es noos. Los prefijos son el salvoconducto que demarca la esquizofrenia, ¿no?, esos prefijos son los que permiten habitar realidades distintas simultáneamente y en términos de cordura, ¿verdad?».

Sequitur, una reflexión que empieza: «imaginar el año es imaginar a un cierto dios bicéfalo y bisexual o, mejor: andrógino, llamado Abraxas (entre otros nombres). Una secuencia de trescientas sesenta y cinco casillas que son un giro del planeta alrededor del sol.» Esta información es eso, un dato. No se trata de esoterismo aunque sí del exótero de un cierto paradigma urbano muy poco simbiótico ya con los ecosistemas naturales. Correcto: «igual que un año puede verse como cuatro partes de un trimestre, o dos partes de un semestre, o doce de un mes… Abraxas puede verse como uno (átomo; dios; bit; Único Sabor; blanco; &c.), como dos (esperma/óvulo; Thanatos/Eros; Shiva/Shakti; lingam/yoni; Atman/Brahma; &c.), como tres (madre/hija/espírita santa; shiva/vishnú/Brahma; padre/madre/hijo/a; &c.) o como el resto de las cosas (la redes crísticas, virtuales, sociales, políticas, económicas, humanas, los enclaves, los biotopos y los topos,  los cúmulos y los hipercúmulos; idem hacia dentro: las constelaciones familiares, las memorias individuales y colectivas, los arquetipos de carácter entocéntrico y los de carácter metropolitano y cultural, los inconscientes emergidos y los subterráneos y los sutiles, &c.)

Siempre es lo mismo: un Abraxas por cada vuelta de la Tierra al Sol. Pulso, ida y vuelta, de un péndulo colgando en el interior de un reloj sito, podría decirse, en la plaza de la vila de la Aldea Global, una plaza que tiene en el centro al sol y como edificio principal la estrella de Sirio. Al fondo, a lo lejos, una gran avenida se abre y se extiende hasta Aldebarán… Esta noche mi Abraxas del 123 desaparece, y el del 124 adviene… Un espacio y un tiempo de vida, muerte. Y, con detalles e ilusión, de amores.

«¡Llega un sexto cachorrito!», al igual que el resto de sus hermanos, nace sano y salvo.  ¡Qué lengua y cómo traga la mama! Nos arrodillamos cerquita de la perra y seguimos hablando, reflexionando  o imaginando. En susurros para no molestarla.

«Yo imagino esta Nochevieja como la milagrosa regeneración de un año que se ha quedado sin realidad, gastado por haber transcurrido ya hasta su fin, cobrando vida nuevamente al pasar por un ojal de luna que le cambia el dígito y lo hace nuevo: ¡feliz 124!». Brindamos.

.

cobrando vida nuevamente al pasar por un ojal de luna que le cambia el dígito y lo hace nuevo: ¡feliz 124!

Seguía por aquí… pero ahora ya  únicamente hay ACCESO SINDICADO:

https://twitter.com/f_a_r_o_/status/767323970504912897

Anuncios

Autor: Encargado del contenido online de la nonata editorial e-Artesanía

A uno de enero de dos mil quince. A la élite mundial: En nombre, fnordiano, de quien no desea pronunciar su nombre jurídico (fiscal o nacional) o religioso. Censos todos muy largos. Declaramos que en el día de hoy: – … no descendemos del retiro espiritual en la cima de una montaña gritando, enloquecidamente: «¡Dios ha muerto, Dios ha muerto!» – … no iniciamos guerra asimétrica apareciendo desde la selva y tomando por las armas un buen puñado de ciudades en poder, conquistadas por el imperio. Además, declaramos, extensivo al próximo año: – Nuestra declaración de intenciones se ciñe entorno al monosílabo: «Mú» y la relación de igualdad cabal y cabalística existente entre los números 93 y 23.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s