calendario gregoriano

Un calendario lunar es la forma de calcular los años no según los ciclos del sol (calendario solar, como el calendario occidental) sino según los de la luna. En el calendario lunar, cada lunación corresponde a un “mes lunar”; es decir, a cada período comprendido entre dos momentos en que la luna se halla exactamente en la misma fase (sea esta creciente o menguante) se le llama “mes lunar”. Cada mes lunar corresponde a 29.53… días solares.

El “mes lunar” siempre fue utilizado por los seres humanos para calcular ciertas regularidades en la Naturaleza, como el ciclo sexual de las mujeres o las mareas. El comienzo del mes lunar es un punto arbitrario que varía según la cultura; así, por ejemplo, el calendario chino considera a la luna nueva (es decir, al primer día en que la luna no se ve en el cielo) como el comienzo del mes, mientras que otros calendarios lunares y lunisolares toman como primer día del mes a la primera luna creciente.

La mayoría de las culturas tuvieron y tienen un calendario lunisolar; es decir, calendarios que no solo tienen en cuenta los ciclos de la luna, sino también los del sol, que determinan las estaciones. Como suele haber doce meses lunares por cada año solar, a la repetición de doce lunas se la llamó año lunar. Ahora bien, como los años lunares no coinciden con los años solares, cada tanto hay un año solar con trece lunas; los calendarios lunisolares, a pesar de guiarse según los meses de la luna, añaden cuando corresponde un mes al año, que se intercala, para que el comienzo del nuevo año solar tenga doce lunar. El calendario judío, el chino y el hindú son lunisolares. En la cultura occidental cristiana, si bien el calendario es solar para la mayoría de los efectos prácticos, ciertas fechas (como la pascua) se fijan según un calendario lunisolar.

Los calendarios estrictamente lunares son los que consideran un año por cada doce meses lunares, como el calendario musulmán o el inca.

El calendario egipcio surge a principios del tercer milenio antes de Cristo y es el primer calendario solar conocido de la Historia. Estaba en pleno uso en tiempos de Shepseskaf, el faraón de la dinastía IV. En los Textos de las Pirámides ya se menciona la existencia de los días epagómenos. El papiro Rhind es el primer texto egipcio que menciona los 365 días del año.

Los egipcios fueron los primeros de todos los hombres que descubrieron el año, y decían que esto lo hallaron a partir de los astros.

Calendario romano

Según la tradición romana, el origen mítico del antiguo sistema para dividir el tiempo se debió al primero de los reyes, Rómulo. Se utilizó en la Antigua Roma hasta el 46 a. C. con la implementación del calendario juliano

Se acordó usar un calendario común de 304 días distribuidos en 10 meses (6 meses de 30 días y 4 de 31 días). Pero éste tenía desfases de tiempo y los pontífices paganos lo reajustaban anualmente en el último mes. Los reajustes se hacían con criterios políticos, pero no astronómicos, como determinar el día de pagar a la servidumbre, y se hacía mal uso del reajuste, para prorrogar cargo de un funcionario, adelantar o retrasar votaciones.

El año empezaba a finales de marzo (martius), del dios de la guerra, Marte, que era el primer mes de primavera, cuando se decidían las campañas militares del año. Los meses iban desde martius hasta februarius

El calendario juliano es el antecesor del calendario gregoriano y se basa en el movimiento del sol para medir el tiempo. Desde su implantación en el 46 a. C., se adoptó gradualmente en los países europeos y sus colonias hasta la implantación de la reforma gregoriana, del Papa Gregorio XIII, en 1582. Sin embargo, en los países de religión ortodoxa se mantuvo hasta principios del siglo XX: en Bulgaria hasta 1917, en Rusia hasta 1918, en Rumania hasta 1919 y en Grecia hasta 1923. A pesar de que en sus países el calendario gregoriano es el oficial, hoy en día las iglesias ortodoxas (excepto la de Finlandia) siguen utilizando el calendario juliano (o modificaciones de él diferentes al calendario gregoriano).

El calendario gregoriano es un calendario originario de Europa, actualmente utilizado de manera oficial en todo el mundo. Así denominado por ser su promotor el Papa Gregorio XIII, vino a sustituir en 1582 al calendario juliano, utilizado desde que Julio César lo instaurara en el año 46 a. C. La reforma del calendario fue estudiada y realizada por los matemáticos de la Universidad de Salamanca, que presentaron al Papa la propuesta definitiva.

.

abraxas1
Abraxas

Por remontarnos un poco a la historia, el 25 de Diciembre no aparece por ninguna parte en la Biblia. Nada, cero, vacío… nemo que dirían otros… Rolling Eyes

Luego de alguna parte habrá salido el 25 de Diciembre funfunfún, ¿verdad?

Pues sí. Aunque en el 204 el antipapa San Hipólito dijo que Jesús habría nacido el 25 de Diciembre, los primeros documentos en referirse al 25 de Diciembre lo hacen en Constantinopla, bajo el obispado de San Gregorio, casi 400 años después de “Xto”. Recordemos que allá por el 300ypico, fue también por aquellos lares, en Nicea, bajo Constantino, donde se decidió a mano alzada la divinidad de Jesús, la Trinidad y demás dogmas de Fe y se proclamó el Credo Niceo, que es el que hoy se reza en la Misa, pues hasta entonces los cristianos estaban un poco desperdigados al respecto de qué creer y qué no creer…

Sigamos con más curiosos datos.

Los romanos veneraban a Saturno, Dios de la agricultura, allá por el 17 de Diciembre, intercambiaban regalos y hacían durar las Saturnalias hasta el solsticio de invierno, 21 de Diciembre, que por aquellas fechas, según el calendario Juliano, caía…oh..ah..caramba…en el 25 de Diciembre de nuestros días.

No se vayan todavía, que aún hay más.

En el año 207, el emperador Aureliano declara la Sol Invictus como la religión romana oficial, basada en el culto al Dios del Sol persa…Mithras. Y celebraban su nacimiento coincidiendo de nuevo con el solsticio de invierno…que también caía en…redoble…el 25 de Diciembre. Funfunfún.

Sigamos, sigamos.

Tanto Constantino -el citado- como el anterior, Diocleciano, practicaban la religión Sol Invictus, celebrada el 25D, hasta que Constantino tuvo una visión mística en el cielo y se convirtió al cristianismo.

Sólo Mateo y Lucas se refieren al nacimiento de Jesús. Marcos y Juan, ni por la patilla.

Las primeras autoridades de la iglesia cristiana observaron con terror cómo los romanos que se habían convertido al cristianismo persistían en celebrar la Saturnalia. Entonces optaron por conferirle al 25 de diciembre un significado cristiano, y finalmente transformaron el festival pagano de la Saturnalia en un festival cristiano, que festejaba el advenimiento de Jesús. Este festival se celebraba desde el final de diciembre hasta el comienzo de enero.

Los primeros cristianos no le conferían importancia alguna al día en que Jesús había nacido. En particular, según ellos, si Jesús había sido divino, entonces realmente no había nacido. Inclusive Orígenes, sabio alejandrino del Siglo III, y Padre de la Iglesia, creía que era pecado celebrar el nacimiento de Jesús. Algunos cristianos admitían que Jesús había nacido el día en que el profeta Juan lo había bautizado. El día del bautismo se celebraba el 6 de enero, o día de la Epifanía, que también era el día en que, en Alejandría, se celebraba el nacimiento de la diosa Osiris. Finalmente la iglesia dictaminó que Jesús había nacido; pero con calidad divina. Surgió, entonces, el interés por celebrar el día del nacimiento de Jesús, aun si nadie sabía cuál había sido ese día, ni el lugar preciso en que había nacido.

El 29 de Octubre escuché el primer anuncio navideño en la radio. Por aquí en Londres, este año han encendido las luces en Regent Street el 5 de Noviembre. Y en Oxford Street, la calle más comercial, el 15.

Sólo aquí en el Reino Unido, el gasto navideño asciende a unos 3 billones de las antiguas pesetas.

Según el CIS, un 48% de los españoles se declara católico. Según Hacienda, un 29% de las declaraciones marcan la casilla de la Iglesia Católica. Y menos de un 12% va regularmente a misa los domingos.

El 98% celebra la Navidad.

Número de niños españoles menores de 5 años que recibirán regalos: 1.9 millones.
Número de niños subsaharianos menores de 14 años que tienen SIDA: 1.9 millones.

Coste medio navideño por familia: 1200 euros.
Coste de una terapia retroviral durante 1 año: 120 euros.

Según UNICEF, durante estas fiestas del mes de Diciembre, en todo el mundo, más de 1.2 millones de niños menores de 5 años morirán de malnutrición, carencia de agua potable, diarreas y enfermedades por no estar vacunados.

¡¡¡FeliZ no-cumpleaños!!!

.

Anuncios

Autor: Encargado del contenido online de la nonata editorial e-Artesanía

A uno de enero de dos mil quince. A la élite mundial: En nombre, fnordiano, de quien no desea pronunciar su nombre jurídico (fiscal o nacional) o religioso. Censos todos muy largos. Declaramos que en el día de hoy: – … no descendemos del retiro espiritual en la cima de una montaña gritando, enloquecidamente: «¡Dios ha muerto, Dios ha muerto!» – … no iniciamos guerra asimétrica apareciendo desde la selva y tomando por las armas un buen puñado de ciudades en poder, conquistadas por el imperio. Además, declaramos, extensivo al próximo año: – Nuestra declaración de intenciones se ciñe entorno al monosílabo: «Mú» y la relación de igualdad cabal y cabalística existente entre los números 93 y 23.

1 comentario en “calendario gregoriano”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s